¿Qué es un seguro de auto comercial?

seguro de autos para flotillas o autos comerciales.
seguro auto comercial

Claves fundamentales para asegurar los vehículos en tu empresa

Así como debemos proteger el edificio o las oficinas donde se encuentra localizada nuestra empresa, uno de los componentes más importantes y que potencialmente nos puede traer mayores pérdidas es la falta de cobertura de nuestra flotilla de vehículos. Por tal razón, es indispensable protegerlos con un seguro comercial. Pero ¿qué son los seguros comerciales?

Un seguro de auto comercial, también llamado seguro para automóviles de uso comercial o seguro comercial es un contrato que protege a uno o más vehículos que son parte de una compañía (vehículos comerciales) y que se destinan para usos comerciales, bien sea para transportar pasajeros, empleados o mercancías.

Hoy conoceremos los detalles de este tipo de pólizas de seguro.

Los seguros para automóviles de uso comercial suelen contratarse para varios vehículos por una empresa, y dentro de sus coberturas ofrecidas están la responsabilidad civil por daños a terceros, el robo total, los daños materiales, los gastos médicos a ocupantes, la asistencia al conductor y los gastos legales.

Accidentes y seguridad vial en México

Según datos de la aseguradora AXA, el crecimiento de automóviles en las calles ha traído consigo un aumento en el número de accidentes e imprevistos automovilísticos. La aseguradora estima que ocurren 32 muertes diarias por accidentes de tránsito, que se han robado más de 22,489 vehículos en el 2018 y el costo por indemnizar a un tercero que ha fallecido asciende a 4 millones de pesos.

Es por eso tener un seguro de auto, y en especial un seguro comercial para tu flotilla de vehículos, es la mejor opción para evitar la pérdida de patrimonio y dinero en las empresas por causa de cosas que pocas veces puedes controlar.

¿Qué cobertura tiene un seguro de auto comercial?

Este tipo de póliza cubre de igual manera a vehículos particulares y comerciales. Esto es así pues una empresa puede contar con un número determinado de vehículos destinados al traslado de personas, clientes o mercancías de manera comercial, pero a la vez podría otorgar automóviles particulares a sus empleados o directivos, y ambos merecen ser protegidos mientras sea la empresa la que gestione dichos vehículos.

Algunas aseguradoras cubren desde un vehículo hasta 100, pero otras más grandes, como AXA, cubren tabtos como tenga la empresa. Así mismo, la empresa puede cubrir diferentes tipos de automotores, como el caso de autos, camionetas, o vehículos de carga pesada. Estos se dividen en ligeros, o aquellos que no pesan más de 3.5 toneladas, y pesados, que pesan más de 3.5 toneladas.

Los vehículos que pesan más de 3,5 toneladas son considerados vehículos de carga y a estos se les agrega condiciones especiales, puesto que puede darse el caso de que los automotores sufran algún percance cuando están siendo cargados o descargados, o debido a la integración de equipos especiales o de modificaciones en su carrocería. Algunas aseguradoras prefieren evitar este tipo de vehículos y simplemente no cubren estos aspectos, pero otras sí lo hacen, aunque por consecuencia, el costo de la póliza aumente.

Algunas aseguradoras tienen beneficios adicionales como el pago en menos de 72 horas después de la pérdida total del automotor, la cobertura de daños a terceros en Estados Unidos, reparación de carrocería y pintura en talleres certificados, asistencia automovilística, médica y administrativa, redes de talleres certificados en todo el país, y más.

Coberturas básicas de un seguro para flotillas o de auto comercial

  • Daños materiales de cada vehículo asegurado afectado: Esta cubre los costos de la reparación de cada vehículo en caso de choque, inundación, incendio, huelgas, vuelco y fenómenos naturales.
  • Responsabilidad Civil por daños a terceros: Esta cubre todos los daños ocasionados a una tercera persona afectada por el vehículo asegurado durante en el accidente, ya sea lesiones, daños en bienes materiales o muerte. Para más información sobre el daño a terceros, mira este artículo (vincular artículo S2A2)
  • Robo total: La aseguradora cubrirá el valor comercial del vehículo robado al momento del siniestro. Existen excepciones si se trata de camiones o buses, pues no solo es más complicado robar un vehículo de tal tamaño, sino que su valor es muy elevado. Consulta a tu aseguradora sobre qué hacer en este caso.
  • Gastos médicos a ocupantes: A diferencia de la Responsabilidad Civil, esta cubre todos los gastos médicos, incluyendo atención médica, traslado, hospitalización y medicamentos, a los ocupantes del vehículo asegurado cuando suceda un siniestro.
  • Asesoría legal: En esta cobertura, la aseguradora provee asistencia con un abogado especializado cuando algún tercero haya demandado al conductor del vehículo asegurado.
  • Defensa legal del conductor: Cubre todos los gastos de defensa, como los pagos de honorarios, fianza y rescate del automotor, 24 horas al día y 365 días al año.

Coberturas adicionales de un seguro de auto comercial

  • Cobertura de maniobras de carga y descarga: en caso de que surja una afectación al vehículo asegurado debido a la carga y descarga de materiales, mercancías o insumos, la aseguradora, dependiendo de lo acordado previamente en la póliza, cubrirá los costos de reparación del vehículo. Esta cobertura no aplica, sin embargo, para recuperar el valor de mercancía, materiales o insumos afectados durante este suceso. Para eso se debe adquirir la cobertura adicional de daños a la propiedad.
  • Daños a la propiedad: cuando un vehículo asegurado está transportando bienes, materiales o mercancías y este sufre un accidente que las dañe, esta cobertura garantiza la reposición de los fondos por el valor de dichas mercancías. Esta cobertura por sí sola no cubre los daños que esa mercancía cause al vehículo.
  • Eliminación del deducible: En caso de pérdida total por daños materiales, la aseguradora no te aplica el deducible y además te reembolsará el pago de la prima. Esto aplica solamente para pick ups y automóviles.
  • Vehículo sustituto: esta cobertura adicional de algunas aseguradoras te dan la opción de escoger un vehículo similar rentado en caso de robo total. Aplica únicamente para pick ups y autos, y solo se cubre por un determinado tiempo, generalmente de 25 a 30 días.
  • Cobertura a equipos especiales: Si tu vehículo contaba con tecnología o equipos especiales para funcionar correctamente, la aseguradora cubre la reposición original, pero solamente si este ha sido declarado dentro de la póliza al contratar el seguro.
  • Adaptaciones y conversiones: Si el vehículo asegurado tenía modificaciones o conversiones a su carrocería o interior, esta cobertura adicional cubre dichas modificaciones. Esta cobertura sólo aplica para camiones y pick ups.
  • Daños por carga: Si tu vehículo de carga transporta cargas tipo A (poco peligrosas) o B (peligrosas), la aseguradora cubre los daños que estas puedan ocasionar a tu vehículo y a terceros. Solo aplica para camiones y pick ups.

Asistencias de seguros para flotillas de autos

  • Apoyo automovilístico en ponchaduras, batería y gasolina.
  • Envío y pago de grúas, remolque y traslado hasta el taller más cercano.
  • Servicios de cerrajería en caso de olvido de llaves o equipo dentro del vehículo.
  • Gastos en viajes, como el pago de un hotel si ibas en carretera.
  • Asistencia y coordinación para trámites funerarios, servicios forenses y obtención de documentos oficiales.
  • Pago de multas, infracciones y corralones relacionados con un accidente.
  • Robo parcial de interiores, sustituyendo las autopartes originales por unas nuevas así como accesorios y equipo especial dentro del vehículo asegurado.
  • Responsabilidad civil cruzada en caso de que los daños sean ocasionados a bienes y personas que tengan relación con el asegurado.

Qué cosas no cubre el seguro de auto comercial

Hay cosas que seguro comercial no cubre, pero todas estas dependen en gran medida de la aseguradora que elijas. Entre estas se cuentan:

  • Pérdidas causadas por robo parcial.
  • Daños que aparezcan como consecuencia de la carga o descarga del vehículo.
  • Bienes al interior del vehículo cuando sucedió el incidente.
  • Daños ocasionados intencionalmente por el dueño o el conductor.
  • Pérdidas o daños debido a la instalación de adaptaciones, equipo especial o dispositivos de seguridad.

El seguro pierde su validez si el conductor no tiene su licencia de conducir vigente, y, como en la mayoría de seguros de auto, que el conductor haya estado bajo los efectos del alcohol o drogas al momento de ocurrir el siniestro.

Aspectos para tener en cuenta

La póliza tiene algunos aspectos importantes que deben quedar claros antes de adquirirla, todo con la finalidad de que no te lleves sorpresas cuando suceda un incidente. Estas son:

La suma asegurada

Este es el valor total que la aseguradora cubrirá para cada una de las coberturas en caso de un siniestro. Si este valor es rebasado, el asegurado deberá encontrar la forma de pagar estos gastos adicionales. Sin embargo, las compañías aseguradoras ya han hecho un estudio previo de cual es una suma asegurada adecuada para cada cobertura, por lo que rara vez te sucederá que se exceda dicho límite.

El deducible y sus dos modalidades

El deducible es la parte del riesgo que tu asumes como asegurado. Este es el valor de los gastos iniciales y es un valor que se puede negociar y calcular de dos formas al momento de firmar la póliza: un deducible fijo (que es una cantidad que no cambia sin importar el monto total asegurado), o un deducible porcentual, que consiste en un porcentaje del valor total asegurado.

Una vez rebasado este deducible, la aseguradora empezará a asumir los costos. Si quieres conocer más sobre el deducible y a que hace referencia, mira este artículo.

¿Son iguales el seguro de auto comercial y el seguro de auto individual?

Se trata de dos tipos de seguros distintos, aunque ambos tienen las mismas coberturas. Las necesidades de seguro de una empresa suelen ser diferentes a las de una persona, que solo busca proteger su auto.

La diferencia más importante está en el uso del vehículo, pues el precio es distinto cuando el uso es para transporte de mercancías, o algún otro uso comercial. Si contratamos una póliza de seguro con el uso equivocado, y sufrimos un accidente automovilístico, la aseguradora seguramente no pagará el siniestro.

Compartir

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email