¿En qué consiste el seguro obligatorio de auto?

A partir de 2019 es obligatorio contar con un seguro de autos que cubra daños a terceros.
autos carretera, seguro obligatorio

El seguro obligatorio de automóviles, llamado oficialmente Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil Vehicular, cubre los daños materiales de bienes, lesiones corporales, incapacidades temporales o permanentes, o la muerte de terceros, ocasionados por el conductor de un vehículo asegurado.

Y es que el seguro obligatorio de automóviles según la reforma a la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal publicada en el Diario Oficial de la Federación, es obligatorio para circular en carreteras federales para todos los modelos a partir de enero de 2019. Este seguro es también una parte importantísima de tu vehículo para cubrir daños a terceros en caso de un accidente; es como la gasolina, las llaves o el aceite para tu vehículo.

Según estimaciones de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) una indemnización por muerte a un tercero puede oscilar entre 300,000 pesos y 3,000,000 de pesos. Además, indicó que cerca del 50% de las personas que son hospitalizadas terminan pagando una deuda superior al 100% de su salario mensual en caso de un accidente de tránsito, por lo que este seguro se vuelve indispensable para afrontar un gasto inesperado debido a un accidente vehicular que tú hayas causado.

Es importante destacar que si ya tienes un seguro de auto con cobertura amplia, cobertura limitada, ERT (especiales para autos que trabajan en Uber u otras plataformas) o de daños a terceros, no es necesario que adquieras también el seguro obligatorio de autos, pues estos ya incluyen esta cobertura básica, además de ofrecerte beneficios y coberturas adicionales.

El seguro obligatorio de automóviles no es lo mismo que una póliza de seguro con cobertura de Responsabilidad Civil. Las pólizas de seguro de autos suelen tener coberturas adicionales, pero a la vez su costo es mucho mayor que el del seguro obligatorio, que además no cubre gastos legales, no puede ser cancelado y tiene una suma asegurada mínima.

Si recién compras tu primer auto, y has adquirido el permiso de circulación, debes adquirir de igual manera, en ese mismo momento, un seguro obligatorio de automóviles. Incluso las concesionarias pueden ofrecerte este al momento de comprar el vehículo.

¿Qué cubre el seguro obligatorio de autos?

El seguro obligatorio de automóviles cubre la Responsabilidad Civil del dueño o del conductor del vehículo asegurado al momento de un siniestro. Esto significa que, por ejemplo, si chocas el auto de un tercero y esta persona sufre lesiones o daños materiales, tu responsabilidad estará cubierta hasta el límite la suma asegurada, y la aseguradora con la que hayas firmado la póliza indemnizará al tercero afectado.

Los seguros obligatorios de automóviles cubren los gastos médicos como la atención pre-hospitalaria otorgada en el sitio del accidente y en la ambulancia, el transporte del o los afectados hacia el hospital, la atención y hospitalización una vez ingresan, la cirugías que se requieran, la atención dental, las reconstrucciones, prótesis e implantes, las medicinas que se necesiten y la rehabilitación de las víctimas en centros especializados. Además, este seguro siempre tiene prioridad en centros hospitalarios frente a los seguros complementarios de salud.

El seguro que contempla la ley posee dos coberturas con una suma asegurada mínima de 100,000 pesos para lesiones y muerte a terceros, llamada daños a personas, y una suma asegurada mínima de 50,000 pesos para daños materiales de terceros. Esos dos valores son lo mínimo por lo que se puede asegurar, pero no es para nada recomendable. Ten en cuenta los datos de la AMIS que te dimos más arriba.

¿Qué eventos NO cubre el seguro obligatorio de automóviles?

Existen las llamadas exclusiones, que son aquellos aspectos que quedan por fuera de la cobertura contratada. Este seguro no cubre los daños propios del asegurado, ni tampoco cubre la pérdida o robo total del vehículo. Dentro de estas exclusiones se encuentran:

  • Las lesiones personales, los daños materiales y la muerte ocasionada a terceros en un acto intencional por parte del asegurado o por la negligencia del mismo. Estos no son cubiertos por esta póliza, dejando al asegurado desprotegido ante posibles demandas. Esto significa que si el asegurado, de manera intencional, genera dichas afectaciones a un tercero, o actúa de manera negligente, como por ejemplo, haciendo caso omiso de los problemas que pueda causar su auto, o peor aún, abandonando el sitio del accidente una vez ocurrido, el seguro no lo protegerá y quedará expuesto a demandas, multas y hasta la privación de su libertad.
  • Las lesiones personales, los daños materiales y la muerte ocasionada a terceros debido al uso inapropiado del vehículo, como en carreras clandestinas.
  • Los gastos jurídicos a los que se vea sometido el asegurado después del accidente, así como el pago de fianzas y todo tipo de procedimientos penales.
  • Las lesiones personales y la muerte ocasionadas a terceros dentro del vehículo asegurado.
  • Cuando el asegurado ha dado información falsa sobre sí mismo, su vehículo, sus características y otros detalles importantes que puedan aumentar el riesgo. Omitir información también clasifica como un motivo para que la aseguradora no gestione los trámites correspondientes en caso de un siniestro, e incluso si la indemnización ya ha sido desembolsada al asegurado, éste último tendría que reembolsar a la aseguradora el dinero de vuelta.

Condiciones específicas

Debido a la naturaleza obligatoria de este tipo de seguro de automóvil, no podrás darlo por finalizado con anterioridad a la fecha de terminación de la vigencia, tal como sí puedes hacer con otro tipo de seguros,m es decir el seguro obligatorio no es cancelable.

Tampoco podrá cesar de manera arbitraria en sus efectos. Este seguro cubre tu responsabilidad para transitar en vías, caminos y puentes federales dentro de todo el territorio nacional, pero no te cubrirá en el extranjero. Por ejemplo, en Estados Unidos, se requiere tener al menos un seguro de daños a terceros si no quieres llevarte una multa no condonable por 250 USD.

Para adquirir este seguro, puedes hacerlo en la compañía aseguradora de tu elección, o consultando la web la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS). Al momento de comprarlo te darán un certificado, entregado por la aseguradora, como propietario del vehículo, incluyendo los datos del automóvil y de su propietario. Tu seguro y su vigencia puede ser verificado por las autoridades de manera electrónica.

Recuerda que las motos también son consideradas como un vehículo automotor, por lo que necesitan contar con seguro obligatorio. Incluso, las bicicletas que estén adaptadas con un motor, deben contar con un seguro obligatorio igualmente, o podrían sufrir consecuencias legales en caso de afectar a un tercero. El seguro obligatorio también aplica para acoplados, casas rodantes, remolques y otros vehiculos similares.

Quienes no tengan el seguro obligatorio de automóviles y son detenidos por las autoridades deberán pagar una multa de entre 20 y 40 días de salario mínimo vigente en el distrito federal, lo cual significa que puede ascender unos 4,000 pesos. Esta multa puede ser pagada presentándose a la Secretaría de Seguridad Pública, pero lo mejor que puedes hacer es presentarte con una póliza de seguro adquirida dentro de los 45 días siguientes a recibir la infracción. Si haces esto, tu multa quedará anulada.

En caso de muerte de un tercero, los beneficiarios, en su orden serán:

  • Cónyuge
  • Hijos menores de edad
  • Hijos mayores de edad
  • Padres
  • Madre de los hijos que no hubiese estado casada con el fallecido
  • Quien sea que acredite la calidad de heredero

De igual manera, los plazos para reclamar la indemnización son un año a partir del momento en que sucedió el siniestro, o, si el afectado fallece, un año a partir de la fecha de su muerte.

Si se va a reclamar la indemnización por incapacidad permanente del afectado, se debe hacer máximo un año después de la emisión del certificado médico y una vez presentados los documentos pertinentes para la reclamación, la aseguradora tiene un plazo máximo para desembolsar el dinero.

El seguro obligatorio no protegerá tu vehículo, ni te protegerá a ti en caso de tener lesiones en un accidente. Tampoco te protegerá en caso de una demanda por daños, por lo que tener un seguro de cobertura limitada o de cobertura amplia, permitirá que a largo plazo estés más tranquilo.

¿Hay un seguro de auto más barato que el seguro obligatorio?

El seguro de auto más barato es el seguro obligatorio, aunque es mejor ter mayor cobertura para protegerse de daños causados a terceros y para proteger el propio vehículo. Para conocer más sobre cómo mejorar el costo de tu seguro, consulta nuestro artículo al respecto aquí.

¿Dónde puedo contratar un seguro obligatorio para mi auto?

En Kayum te podemos ayudar a contratarlo, escríbenos a [email protected] o llámanos al 55-4431-4121. Si deseas tomar un seguro con mejores coberturas, también podemos ayudarte a encontrar la opción indicada de acuerdo a tu presupuesto, sin tener que renunciar a mayores y mejores coberturas. Escríbenos o llámanos hoy mismo!

Compartir

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email